No es solo pintura corporal del mar: es solidaridad con los océanos (FOTOS)

La pintura corporal, también llamada bodypainting, puede ser todo un arte: los cuerpos se utilizan como lienzo para mostrar dibujos e impresionantes creaciones. Pero también puede ser una oportunidad para reclamar atención y pedir por causas más justas.

Así lo han pensado tanto la ONG francesa Bloom, que trabaja en la protección de los océanos mediante campañas para concienciar a la opinión pública, como la empresa de cosmética natural Lush, que lucha por evitar las pruebas en animales. Ambas se han unido para hacer una serie de pinturas corporales en toda Europa que buscan acabar con las redes de pesca de arrastre en aguas profundas. Bloom asegura que este tipo de pesca está destruyendo el fondo marino: “Arrastran colosales redes lastradas, fijadas a cables y a placas de acero de más de dos toneladas cada una por el fondo del océano para capturar una cantidad ínfima de pesca de poco valor”.

Para concienciar sobre ello, Bloom se ha unido a Lush, que ha realizado pinturas de bodypainting sobre los cuerpos de 13 empleados de distintas tiendas de Europa. Medusas (como la Aglantha, que fue la protagonista de la pintura en España, para la que la artista Silvia Quirós tardó tres horas usando pinturas no testadas en animales), corales, pulpos… decoraron rostros y cuerpos. Éstas son las impresionantes imágenes:

Link to photos